Bocetos Marketing

¿Aún no conoces el nuevo botón para comprar en Instagram?

La nueva herramienta de Instagram conocida como Checkout ha revolucionado el mundo de las compras online. Con un mercado de más de mil millones de usuarios, Instagram impulsa las ventas en su plataforma cambiando totalmente las reglas del juego.

Ante un escenario en el que el usuario desconfía y se cansa fácilmente a la hora de hacer clic tras clic hasta llegar al momento de compra, Instagram ha sabido reciclarse y ofrecer lo que parece satisfacer a todos: el usuario comprará directamente cualquier artículo a través de los perfiles que las marcas tengan en la aplicación con el botón de comprar en Instagram, sin salir de esta. De esta forma todos ganan, la plataforma ingresará un porcentaje como comisión por las ventas y las marcan dejarán de perder clientes. Un movimiento muy inteligente si nos paramos a pensar, ¿quién no tiene Instagram hoy en día?

 

 

¿Cómo funciona?

Y es que al usuario de hoy en día, caracterizado por la inmediatez, no se lo podría poner más fácil, un clic en un botón y a comprar. Sin redirecciones, sin barreras. A través de esta nueva función de Instagram, el usuario accede a un nuevo feed en donde se muestra el listado de productos, todos con una breve descripción, su precio y un acceso directo para materializar la compra en cuestión. Por el momento, dicho acceso redirige a la web de compra original, pero la idea es que en poco tiempo el usuario pueda cerrar la compra sin salir de la propia aplicación.

Buenas noticias para los emprendedores

Son muchas las empresas que han nacido en los últimos años por y para Instagram. Y es ahora donde parece que ven la posibilidad de potenciar ventas. Es evidente que esto abriría una nueva vía de negocio a pequeñas y medianas empresas, ya que les abre la posibilidad de tener un ecommerce potente compitiendo con las grandes marcas.

¿Qué gana Instagram?

Hasta ahora el problema residía en que el tráfico debía salir de Instagram para llevar a cabo una compra. El hecho de mantener al usuario dentro de la plataforma permite generar un mayor número de impactos publicitarios, y como resultado, cobrar más por publicidad. El rumbo parece apuntar a la idea de integrar todo internet dentro de Instagram, tanto es así que muchos negocios están planteando un cambio de rumbo para hacerse más visuales, y adaptarse a este nuevo “ecosistema”. Hoy en día la foto lo es todo.

Se plantean dos escenarios, que depende de los que las marcas quieran. Por un lado las ventas, y por otro construir imagen de marca. En ambos, Instagram sale beneficiado.

Deja un comentario